VIVIENDA EN MONTECARMELO

Proyecto de interiorismo y decoración en vivienda ubicada en Montecarmelo (Madrid) Se desarrolló un proyecto de estilo muy personal siguiendo los gustos de los propietarios, totalmente antagónicos. Detalles minimalistas con piezas de mobiliario de madera maciza y elementos decorativos más sofisticados. En el dormitorio, los clientes ya contaban con las luminarias. Eran las clásicas Tolomeo que todos deseamos… por lo que […]

Salón decorado por Dimeic en tonos mostaza, negro y verde.

Proyecto de interiorismo decoración en vivienda ubicada en Montecarmelo (Madrid)

Se desarrolló un proyecto de estilo muy personal siguiendo los gustos de los propietarios, totalmente antagónicos. Detalles minimalistas con piezas de mobiliario de madera maciza y elementos decorativos más sofisticados.

En el dormitorio, los clientes ya contaban con las luminarias. Eran las clásicas Tolomeo que todos deseamos… por lo que el proyecto se desarrolló dándoles todo el protagonismo. Se diseñó un cabecero a medida tapizado en un terciopelo de color neutro pero dándole el toque gracias a las tachuelas doradas vintage y se incluyeron dos mesitas auxiliares de Westwing.

En la entrada era fundamental un mueble a medida para que los propietarios pudieran dejar todas sus pertenencias al llegar. Llevamos a cabo un diseño muy sencillo pero, a la vez, muy en tendencia. ¡Los tiradores de abeja dorados son la clave!

En el salón el objetivo estaba claro, convertirlo en un espacio acogedor, donde poder reunirse con amigos y que tuviera diferentes zonas diferenciadas. Los ventanales con los que contaba debían convertirse en protagonistas, por ello se diseñó en uno de ellos una barra con taburetes, perfecta para aperitivos o desayunos. En la zona de relax toma protagonismo el banco diseñado a medida que tan pronto funciona como asiento extra que se usa como mesa auxiliar. El mueble de la televisión es otra de nuestras piezas estrella, se diseñó pensando sobre todo en la estética pues los clientes no necesitaban demasiado almacenaje.

Fotos: Laura Casas