RENOVARSE O MORIR

Sí! Puede sonar a tópico, pero si algo nos ha enseñado Dimeic (como proyecto) es que todo está en constante cambio y evolución y que, a veces, no somos conscientes, hasta que nos sentamos un día, miramos hacia atrás y vemos nuestros errores y logros.

Si eres autónomo o estás sumergido en un proyecto, seguro que lo entiendes como si estuviésemos hablando de ti. El día a día con entregas a clientes, gestiones por hacer, reuniones por aquí y por allí… siempre hay un sin fin de cosas por hacer que hacen que tengamos que dejar algunos asuntos de lado para poder llegar a todo… ¡Es un error!

¿TRANSMITO LO QUE HAGO?

Pero no te agobies, nos pasa a todos. Por eso nos hemos decidido a escribir este post. Nosotras somos el claro ejemplo de cambios y una más que necesaria renovación. Si no lo sabías, aquí te lo contamos.

Diseño de logotipos

Después de 5 años, tenemos una cosa muy clara, tu negocio está en constante evolución. Si nos paramos a pensar en como empezamos como buenas novatas… un logotipo rápido para poner el momento en marcha (en aquel momento, nos pareció lo más!), una página web handmade (con muy poca experiencia…) y muchos, muchos cambios en todos los aspectos… organizativos, los proyectos con los que trabajas más o estás más enfocado… Todo marcha, más o menos funciona, pero falta el empujoncito final. 

De repente un día nos sentamos, paramos en seco, y… ¡NECESITAMOS CAMBIAR!

Después de tanto tiempo y bagaje ya no somos aquellas novatas, todo ha cambiado, hemos evolucionado y conocemos a fondo nuestra profesión, a nuestros clientes y nuestros objetivos y ese no sé que, que buscan tus clientes. Sí, nosotras sí teníamos claro lo que somos, pero y si miramos desde fuera, ¿lo transmitimos bien? Esto fue los que nos hizo renovarnos a nosotras.

Casi nunca te das cuenta de repente que es necesario el cambio, sino durante el día a día, surge un “clic” que marca ese punto de inflexión. Por ejemplo:

  1. El proyecto funciona, pero no consigues llegar bien a nuevos clientes. ¡Ojo! esto no es la panacea, pero NO HAY NADA COMO UNA PRIMERA IMPRESIÓN, ¿no?
  2. Siendo positivos, todo marcha a la perfección, los clientes llegan y no para de entrar trabajo. Empezaste con un logotipo básico y una web muy sencilla, (para arrancar muy bien) y ahora es el momento de PONERNOS BONITOS y mostrarnos como nuestros clientes buscan vernos.
  3. Estás posicionado, pero te das cuenta que en tu proyecto hay un nicho de mercado espectacular y que puedes llegar a él… pero tu logo no está dirigido a ese público objetivo. ¡VÍSTETE PARA LA OCASIÓN!
  4. GOTA A GOTA… te llegan opiniones, comentarios. Ahh! No sabía que también hacías esto… Este sería un buen ejemplo del momento perfecto para sentarse a ver qué pasa y qué no transmites bien.
  5. Tienes la sensación de que tu imagen es un poco amateur, que no transmite la profesionalidad necesaria… No te preocupes, igual que no todos nacemos con la carrera de medicina hecha, tampoco tenemos por qué ser diseñadores.

Si alguna de estas cosas ha pasado por tu cabeza, te recomendamos que mires a tu alrededor, el nivel de tu competencia, su imagen… Ahora, ¿cómo te ves? Si tienes la sensación de que algo falla, tu imagen es básica, tus colores no encajan bien en tu marca o simplemente se ha quedado obsoleta con el tiempo… ¡CAMBIA! Es una buena oportunidad para mejorar y reaparecer más fuerte que nunca.

Lo primero que se te ocurrirá es cambiar tu web, pero te recomendamos que valores la opinión de un experto en la materia. Si te planteas cambios, lo mejor es analizar todo. Un logotipo nuevo o simplemente renovar un poquito el anterior manteniendo su esencia (nosotras optamos por esa opción). Pero eso no es suficiente, un logotipo necesita acompañamiento para ser bueno de verdad. Una web en el estilo de tu marca con un buen diseño y buen copywriting es algo a plantearse y por supuesto, no puede faltar una papelería y los detalles gráficos de tu negocio acordes a tu nueva idea de marca.

Fundamental, no te agobies, esto supondrá un esfuerzo extra, pero no partes de cero ni de un lienzo en blanco, tienes mucho camino andado y tienes claros tus objetivos.

Renovar tu imagen gráfica

 

¿NECESITAS RENOVARTE?

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *