Cómo aprovechar una buhardilla

Hemos llegado a la conclusión de que en muchas ocasiones tenemos un chalet, una casa con el último piso abuhardillado o una segunda residencia rural en la que la última planta es la buhardilla y acaban siendo un espacio desaprovechado en el que teníamos muchas ilusiones e ideas para decorarlo que se quedan en saco roto.

La mayoría de las veces esto suele suceder por la falta de espacio que tenemos en el resto de la vivienda, todo acaba allí. También por falta de presupuesto o por que no tenemos muy claro que hacer, a que destinar ese espacio o como decorarlo.

Bien, pues os damos algunas ideas...

1. Podemos romper con la idea tradicional del salón en la planta baja y la buhardilla para guardar los trastos o la ropa de verano. Un buena idea puede ser dejar la sala que habíamos destinado a salón como comedor, ya que posiblemente esté ubicada más cerca de la cocina y nos aportará mayor comodidad.

Aquí os mostramos un ejemplo en el que encontramos la sala de estar, una biblioteca y un pequeño despacho en el altillo. Aquí podemos tener el televisor y el comedor se quedará como una sala de diálogo y ésta como algo más informal y relajado.

 2. Éste es otro ejemplo de lo que comentábamos anteriormente. Un espacio totalmente informal y de ocio, con algunos toques de color y muebles de diseño que aportan mucha vida.

3.  Esta opción seguro que te encantará, sobre todo si tenéis opción de llevarla a cabo. Se trata de hacer vuestra suite en el espacio más grande y luminoso de la casa. No tiene porqué ser solo un dormitorio, aquí podemos tener un espacio de lectura, un rincón de cine o una fantástica bañera junto a la ventana.

4. A veces queremos poner a nuestros hijos en el mismo dormitorio, pero las habitaciones no son lo suficientemente grandes y el espacio es muy ajustado.

En este caso podemos hacer un dormitorio en la buhardilla en el que también puede quedarles un amplio espacio de juegos y de estudio. Puede que dé un poco de reparo o miedo, pero existen múltiples soluciones para iluminar y aislar bien estos espacios.

Si vuestra buhardilla no es lo suficientemente grande también podéis adecuarla como espacio de juegos, ya que si se queda un poco desordenado, nadie lo verá cuando vengan a visitarnos y los niños tendrán total libertad.

5.   También puedes hacer de ese espacio no tan aprovechado tu estudio o despacho. Aquí dejamos un par de ideas… ¿Te imaginas tu estudio en la buhardilla?

6.  Por supuesto, también puedes hacerte un fabuloso vestidor… ¿Qué opinas de esto?

Seguro que te apasiona la idea; además, continuando el vestidor puedes crear una gran zona de guardar organizada y con la misma estética de los frentes de los armarios.

Este vestidor que os hemos mostrado es una sugerente idea de Ikea.

En Dimeic podemos ayudarte a diseñar tu buhardilla, no dudes en contactar con nosotros si quieres dar la vuelta a este espacio.

 

Fuentes: Freshome, Votrebellemaison, Diggindecor, Zilverblauw, Dustjacket, Pinterest

Compartir en: Facebooktwitterpinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *